Recortado de márgenes de placa NMR y aparato de ortodoncia

Productos utilizados: Fresones de cerámica K251ACR.104.060 y K79GSQ.104.040

Los acrílicos generan altas temperaturas en muy poco tiempo porque los filos de los instrumentos rotatorios encuentran resistencia al penetrar estos materiales. Antes de poder ser desbastado, el material acrílico “se escapa” por deformación elástica. En esta fase, el aumento de la fricción genera un calor excesivo y causa que el acrílico se derrita. En el peor de los casos, éste puede incluso llegar a de colorarse.

Los fresones convencionales se recalientan muchísimo, y cuando el técnico dental debe cambiar el instrumento caliente para evitar daños a la pieza de trabajo, corre el serio riesgo de quemarse los dedos.

Es diferente ahora con los nuevos fresones cerámicos de Komet. La cerámica es mala conductora del calor y por eso, estos fresones no se calientan como los de metal, reduciendo definitivamente el riesgo de quemaduras o accidentes.
Estos fresones se encuentran disponibles exclusivamente por pedido.

(c) 20XX, KOMET/Gebr. Brasseler GmbH & CO. KG, Lemgo

Gracias por su comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s